A Ramón Pérez Maura, santanderino, periodista y adjunto al director de ABC, le llama poderosamente la atención la disponibilidad de San Josemaría Escrivá, fundador de la Universidad de Navarra, para ponerse “a tiro” de los periodistas; algo poco frecuente en los santos, que él hizo un puñado de veces, como atestigua el libro Conversaciones. “Desde que estuve en la Facultad de Ciencias de la Información, yo siempre he pensado que Escrivá tenía un gran amor a la verdad y sabía que los medios de comunicación son el principal transmisor de la verdad y de la mentira, de las dos cosas”.

En la Universidad de Navarra aprendió los aspectos importantes del trabajo periodístico que le han acompañado en su dilatada carrera: el amor a la verdad, el amor a la libertad y la consideración de la profesión como un servicio. “Lo que más me preocupa ahora de la formación de los periodistas es que no se les inculque lo suficiente al amor a la verdad. En los medios de comunicación hoy día se hace mucho show, mucha escenificación y se presta poca atención a la sustancia de lo que hay que contar”.

Pese a llevar casi un cuarto de siglo en ABC, Pérez Maura es todo menos inmovilista. Ha desempeñado su profesión en este medio como analista de política internacional, corresponsal en Oriente Medio, enviado especial a medio centenar de países de cuatro continentes, editorialista y autor de grandes entrevistas.

Además, colabora en publicaciones de España, Argentina, Bulgaria, Chile, Colombia, EE.UU, Francia y Perú. Es autor de varios libros y comentarista político en la cadena COPE, ABC Punto Radio, y, en televisión, Al Rojo Vivo de La Sexta y ¿Usted qué opina?, de Castilla-La Mancha TV.

Su preocupación por la comunicación y la visión de la profesión como un servicio le llevó a ser secretario general de la European Dailies Alliance (EDA) que agrupaba a Le Figaro, The Daily Telegraph, ABC y Die Welt. Es presidente del Comité Español por la Unión Paneuropea y miembro del consejo de administración de diversas entidades de estudios internacionales. Y padre de tres hijos.