Barcelonés inquieto, estudió Ciencias Políticas en la Universidad de Madrid y Periodismo en la de Navarra, donde fue compañero de Ramón Pi y Antonio Fontán, entre otros. Ocupó la dirección de Gaceta Universitaria hasta 1969.

En el año 1967, cuando realizó la entrevista a Monseñor Escrivá, la universidad estaba revuelta. “Estábamos a pocos meses, apenas un año, de la revolución de mayo del 68 –recuerda-; nosotros estábamos un poco del lado de la contestación. Luchábamos por la libertad de enseñanza, por la libertad en la Universidad, por el pluralismo. Que él aceptara hablarnos era ya muy significativo, era una apuesta por la libertad.”

Gaceta Universitaria era en aquellos años un medio bajo sospecha, no pertenecía a ninguno de los sindicatos franquistas (como el resto de las publicaciones universitarias) y estaba sometida a la censura, a los expedientes, a las multas, y a las persecuciones. Ya había sido expedientada cuatro veces. En la joven redacción se lo tomaban con humor: “había temporadas que brindábamos cada vez que nos multaban”.

Cuando preparaba la entrevista, Garrigó le preguntó a Escrivá: “¿Se puede preguntar todo?” Y éste le contestó: “Sí, todo lo que quieras”. “¿Incluso estas cosas que son un poco candentes, de la política y tal?”. “Sí.” Y recuerda ahora: “Contestó todo, más de lo que esperábamos”. Andrés Garrigó añade: “la mayor parte de la gente que yo conocí del Opus Dei o próximos estaban enfrente de la dictadura. Ya sea activamente, ya sea intelectualmente. “Que hubiera algún ministro alguna vez dio lugar a una serie de mitos, de leyendas y extrapolaciones que no se corresponden con la realidad histórica y sociológica”.

En el año 69, dejó la dirección de Gaceta Universitaria y se trasladó a Bruselas, donde trabajó en el Institut International d’Etudes sur l’Education, y fue corresponsal de los periódicos españoles La Vanguardia y ABC. Además, dirigió la agencia de noticias y colaboraciones Europe Today. A finales de los 90 regresó a España donde dirige una productora de documentales para la televisión: Goya Producciones S.A.