Arranquemos destruyendo. Toca tirar piedras contra el propio tejado porque es el único arranque honesto, por realista: Los contenidos y las dinámicas de Twitter no son representativos de la opinión social.

1. Lo que Twitter puede contar

La lista de sesgos que impiden cualquier ejercicio de traslación directo del relato de Twitter a su comprensión en el ámbito social real es larga y disuasiva:

  • Los usuarios de internet no son representativos de la población general, no por edad, ni por niveles de educación, distribución geográfica y niveles de renta.
  • Los usuarios registrados en Twitter no son representativos de la población conectada en internet. En concreto, se constata un claro sesgo ideológico en muchos países, así como la sobre representación de algunos grupos profesionales, notablemente los ligados a la comunicación.
  • Los usuarios activos en Twitter, que publican tuits con contenido propio o con enlace a contenido ajeno o que hacen retuits no son representativos del conjunto de los usuarios en Twitter, ya que son muchos los que usan Twitter para leer los contenidos de terceros sin apenas añadir contenidos.
  • Los tuiteros que intervienen en conversaciones sobre temas de crisis de actualidad no son representativos de los tuiteros activos. Twitter es el espacio natural para la movilización; las crisis son grandes oportunidades de siembra y cosecha para grupos que militan en distintas causas sociales y políticas.
  • La dinámica de la conversación en Twitter no se corresponde con la dinámica de la conversación en otras redes sociales, como Facebook ni, evidentemente, con la que se vive en conversación oral.
  • Las restricciones impuestas en las unidades de contenido (140 caracteres, que pueden incluir imágenes o enlaces a fuentes externas) condicionan el flujo dela conversación y los contenidos que se comparten. Beneficia a unos contenidos y perjudica a otros.

Hecha la lista de las limitaciones palmarias, mi conclusión no es a pesar de todo que el contenido vertido en esta red social es irrelevante fuera de ella. En primer lugar, la gran proporción de periodistas presentes en esta red lleva a que el contenido ligado a eventos en directo difundido por unos es capturado por otros. Como profesionales de la comunicación, se encuentran entre los más aptos para discernir calidad y fiabilidad de la información. Con todo, es cierto que en la crisis de Charlie Hebdo he tenido que deshacer un buen número de RT hechos a cuentas de medios de comunicación, que han compartido en Twitter información incorrecta. Los medios de comunicación y los periodistas presentes en Twitter contribuyen de manera especial a la configuración de los contenidos compartidos en las redes sociales. Por lo tanto, conocer cuáles han sido los contenidos más compartidos en la crisis nos ayuda  a identificar qué medios han jugado el mayor papel en la configuración del relato en Twitter.

El análisis de contenidos en Twitter de eventos de gran impacto y dotados de complejidad ayuda a discernir cómo ha sido “conversado”. Si reconstruyéramos el relato de la crisis analizando los contenidos publicados en prensa, digital y papel obtendríamos una valiosa información sobre la configuración del relato desde sus emisores. De algún modo, el análisis de contenidos compartidos en redes sociales nos ayuda a identificar cómo ha sido recibido ese relato.

Si renunciamos a extrapolar contenidos, el análisis del relato en Twitter nos permite al menos entender cómo ha sido vivido y entendido este evento de crisis en la comunidad tuitera activa. Lo que de ahí se pueda extraer para mejor entendimiento de la comprensión del relato de la crisis del atentado contra Charlie Hebdo viene determinado por las interpretaciones y asunciones de cada uno. Yo no daré la mía. No creo que sea necesario dar mi propia interpretación. Mi propuesta, como en todos los análisis que emprendo de monitorización de impacto en redes sociales es proporcionar datos empíricos dotados de suficiente solidez y claridad para que cada uno pueda extraer conclusiones y derivaciones en función del campo personal experto.

Muestro por lo tanto en las siguientes secciones la colección de datos empíricos que hemos conseguido obtener ligados al impacto en Twitter del atentado contra la redacción de Charlie Hebdo.

 

2. Impacto

Hemos circunscrito el análisis a los tuits publicados entre el 7 y el 19 de enero de 2015 que hacían referencia explícita al acto terrorista y sus consecuencias por tres vías: incluía mención a “Charlie” (por Charlie Hebdo) o usaba uno de los dos hashtags más populares en esta crisis: #CharlieHebdo o #JesuisCharlie.

Son en total 17,1 millones de tuits. De ellos, 5,3 millones son tuits originales, mientras que los otros 11,9 millones restantes son retuits (RT).

Evidentemente, con los términos que nosotros hemos seleccionado para el estudio, solo capturamos una porción de los tuits ligados a la crisis terrorista. Nuestras muestras de control sugieren que la cifra total de tuits sobre el atentado es unas cinco veces superior. Probablemente la cifra total oscila entre los 80 y los 100 millones de tuits.

newsreputation1

En Twitter y en algunos medios se apuntó que el HT #JesuisCharlie era uno de los más populares de la historia de esta red. Lo es, sin duda, pero nuestros datos indican que queda por detrás del hashtag #CharlieHebdo. Este HT ha estado presente en el 41,7% de todos los tuits, es decir, en 7,1 millones de tuits. En 33,9% de los tuits estaba de manera exclusiva; en 6,6% de los casos iba acompañado del HT #JesuisCharlie y en 1,2% de los casos se incluía mención a Charlie.

El HT #JesuisCharlie se ha utilizado en el 30,6% de los casos, que corresponde a 5,2 millones de tuits.

Finalmente, Charlie ha sido mencionado en 6,4 millones de tuits, en el período bajo estudio.

Para dar algo de perspectiva a estos datos, apuntamos que el fenómeno viral del año en redes sociales, #icebucketchallenge, consiguió sumar 4,4 millones de tuits. La crisis del ébola, que alcanzó su pico mediático en septiembre, con los casos de contagio en España, Estados Unidos y otros países occidentales generó picos de 1,5 millones de menciones diarias para un total mensual de más de 20 millones de tuits. En estos momentos, con la progresión continua de la epidemia en África, la cifra se mueve en la franja 25.000-50.000 menciones diarias.

 

3. Atención

La siguiente dimensión que analizamos es la dinámica de la atención que el ataque terrorista y el resto de eventos ligados en la conversación en Twitter.

Los datos reflejados en el gráfico nos muestran que se trata de un evento de arranque explosivo: el pico de menciones diarias se alcanza en el día de la matanza a los miembros de la redacción de Charlie Hebdo.  Son 6,3 millones de tuits, lo que corresponde al 36,7% de toda la conversación que esta crisis generará en Twitter. A pesar de que los eventos dramáticos se suceden en los días siguientes, el número de menciones que incluyen los términos seleccionados decrece cada día entre un 40 y un 50%. Se constata cambio de tendencia puntual el 11 de enero, domingo día de las manifestaciones de repulsa en París y en muchos otros puntos de Francia y Europa. Las menciones suben ese día a 1,4 millones de tuits, lejos de esos 6,3 millones acumulados el primer día de la crisis. Las menciones caen por debajo de la barrera de los 200.000 tuits diarios a partir del 18 de enero.

newsreputation2

En el gráfico siguiente mostramos cómo ha evolucionado la contribución de cada una de las categorías de tuits seleccionados. Cada uno de ellos tiende a cargar con una connotación distinta: el HT #CharlieHebdo se asocia más a tuits descriptivos o informativos, que buscan conscientemente conectar con la conversación principal en torno  a la crisis. Los tuits con #jesuisCharlie compartan un componente de militancia y movilización a favor de las víctimas y en contra de los agresores. Los tuits que incluyen mención a Charlie Hebdo pero no los otros hashtags conectan con conversaciones menos guiadas por los dos aspectos mencionados.

Nuestros datos indican que en el primer día, crítico para el relato y que concentra la atención global, el componente de referencia es #CharileHebdo, presente en el 50,3% de los tuits. Aunque su entrada es lógicamente algo más tardía, el HT #JesuisCharlie aparece ya en el 33,9% de los tuits. El resto, 20,6% corresponde a tuits con mención a Charlie.

Observamos como en los cuatro días siguientes, que son los de mayor carga informativa y con mayor impacto en Twitter, baja progresivamente el peso del neutro #CharlieHebdo, que retrocede hasta un 23,3%. El HT de movilización se sitúa en torno al 30%, con un repunte hasta el 43% el 11 de enero, el día de la marcha reivindicativa y multitudinaria en París. Pierde fuelle a partir de este día, hasta quedarse con un marginal 10% de los tuits a partir del 14 de enero.

Tras los eventos del 11 de enero, la intensidad y la unidad de la conversación se desmoronan. La llamada a la acción (#jesuisCharlie) pierde fuerza y los tuits con contenidos informativos (#CharlieHebdo) se hacen más escaso. Por ello ganan peso, por descarte, los tuits con mención genérica a Charlie, que superan el 67% del total a partir del 17 de enero.

 

newsreputation3

4. Viralidad

Los datos mostrados en la sección anterior nos muestran que tras la atención del primer día, el número de tuits cae de manera pronunciada día a día. La inmediatez y la concentración de las conversaciones son parte del lugar propio de Twitter. Por eso esa caída debe poner en la perspectiva propia de la dinámica tuitera. Son muy pocos los temas candentes que se mantienen como conversación más allá de dos días. La crisis del ébola tal como se vivió en España fue uno de ellos. El incidente de caza del Rey Juan Carlos en Boswana fue otro.  También lo fue el conflicto en Gaza de este verano.  La crisis ligada al ataque a Charlie Hebdo pertenece a esta categoría de eventos de conversación larga en Twitter.

El análisis de algunos componentes de la conversación permite identificar la tendencia viral ascendente o descendente. Se trata de la relación de número de RT por cada tuit original. Si la cifra crece es un tema candente y en crecimiento; si disminuye indica que el tema va a perder interés.

En el caso que nos ocupa, los resultados son claros: tendencia constante a la reducción del número de RT por cada tuit original con el paso de los días. La única salvedad, el ligero repunte que se observa de nuevo el 11 de enero, en el día de las movilizaciones ciudadanas.

El punto de arranque es de niveles de viralidad muy altos, ya que la tasa de RT por cada tuit original es superior a 3. En la fase final esa relación es de 1 a 1. A modo de comparación, el punto más alto alcanzado por el viral #IceBucketChallenge fue justo por debajo de 3. Las referidas a ébola tuvieron su tope en 2,2.

Lógicamente, si hiciéramos un zoom a la dinámica de las primeras 24 horas observaríamos un movimiento inicial de crecimiento de esta variable, para alcanzar momentos con tasas de RT/muy superiores a 3, que corresponde a la media de los tuits publicados a lo largo del primer día de la crisis.

newsreputation13

 

5. Origen

Muchos usuarios en Twitter permiten que se indique en sus tuits desde qué lugar han sido publicados. Esta información permite usar la variable de geolocalización en los análisis, si se cuentan herramientas para ello. No disponemos de esa información con la herramienta que hemos utilizado en este estudio. Usamos una vía indirecta: el idioma de publicación de los tuits. Es un resultado que cuenta con limitaciones porque, por ejemplo, nos gustaría desagregar los resultados de los tuits desde España de los que provienen de México o Argentina. La segunda limitación es que nuestros resultados infravaloran la conversación generada en lenguas que no usan el alfabeto latino. Nosotros identificamos los tuits en los que se menciona #CharlieHebdo y #jesuischarlie, pero no sus variables en otros idiomas o en otros alfabetos.

Contando con estas salvedades, nuestro análisis indica que los tuits en francés han sido los más numerosos, tal como se recoge en el gráfico. Representan el 38% de todos los tuits. La segunda lengua más usada es el inglés, con 29,6%, seguida del español, con 17,4%. Siguen los tuits en italiano, a gran distancia.

No sorprenderá a algunos ver que la atención en Twitter se manifiesta principalmente en Francia. Es, sin embargo, notable que para un tema de alcance global, el idioma más usado en Twitter haya sido el francés. La tasa de penetración de Twitter en el mercado francés es mucho más baja que la de otros países como Reino Unido, España, Estados Unidos y muchos países latinoamericanos. Normalmente se sitúa como séptima lengua, por detrás de japonés, portugués, e indonesio. Estos datos corresponden por lo tanto a un incremento extraordinario de la conversación en Twitter desde Francia durante estos diez días de crisis.

newsreputation4

 

Podemos aportar información complementaria sobre la cuestión del grado de intensidad con el que se ha vivido la crisis, por áreas lingüísticas.

Para ello estimamos el peso que tienen los tuits sobre la crisis de Charlie Hebdo con respecto al total de tuits publicados en ese idioma. Los datos que se reflejan en el gráfico siguiente muestran una tasa del 18%, que corresponde a la práctica absorción de todos los otros temas. Por comparación, los siguientes idiomas por intensidad son italiano, alemán y holandés, con valores algo por encima de 3. No debe sorprender que a pesar de la relativa alta intensidad del alemán, su parte en el total de tuits solo represente 1,2%. Es debido a la muy escasa presencia del uso de Twitter en los países de habla alemana. El grado de intensidad en español y en inglés es intermedio. Lo achacamos a su componente internacional, en Reino Unido, Irlanda y España la intensidad será mayor, pero se compensa con la menor atención proveniente de países no europeos que hablan esas lenguas.

newsreputation5

El carácter extraordinario de la participación francesa en Twitter, según los dos parámetros usados nos lleva a acudir a un tercero, que arroja un resultado del todo particular. Se trata de una medida del número de tuits publicados diariamente en francés. Tomamos valor 100 para la media del tráfico en las semanas previas a la crisis. En el gráfico se observa una explosión del número de tuits publicados el 7 de enero, día del ataque, para alcanzar una cifra superior a los 200 puntos. En los días siguientes también se sitúan por encima de la media.

Aunque parezca un resultado normal, se trata de un hecho muy infrecuente. No suele haber temas, por muy polémicos, virales o intensos que sean en el interior de un país para que lleguen a provocar un incremento total significativo en el número de tuits. Simplemente, la conversación candente desplaza a las otras, ocupa todo el espacio y el incremento de tuits de un tema se ve compensado con la reducción de tuits publicados sobre el resto de temas. En el caso presente, estamos ante una duplicación del volumen: vienen nuevos usuarios o se activan usuarios pasivos, y todos aumentan una cadencia de publicación de tuits de manera notable. Se puede decir por lo tanto que Twitter ha sido un arma de comunicación descubierta o redescubierta por muchos galos. Resultado que nos indica que este tipo de lamentables sucesos son excelentes oportunidades de crecimiento para la compañía Twitter, en aquellos mercados en los que su grado de desarrollo es limitado.

Al mismo tiempo, constatamos que el tráfico tiende a volver a sus cifras habituales tras el paso de la crisis. Se necesitan nuevas mediciones en el futuro próximo para calibrar si el furor tuitero se fue igual que vino o si, por el contrario, ha conseguido usuarios nuevos netos en ese mercado.

newsreputation6

6. Elementos

Contando ya con suficientes datos de contexto, pasamos ahora a analizar el contenido de los tuits publicados sobre el atentado y sus implicaciones. Para ello hemos centrado nuestro análisis en los tuits publicados en inglés, francés y español. Suponen el 85% de todos los tuits.

Nos adentramos por lo tanto en el relato del atentado, tal como se ha vivido en Twitter. Hemos contemplado un abanico muy amplio de temas y protagonistas conectados con la compleja crisis; hemos medido muchos de ellos y finalmente hemos hecho una monitorización de detalle para aquellos elementos que han generado impacto real relevante.

En el gráfico siguiente mostramos los resultados referentes al peso de los temas tratados, agrupados por categorías. Evidentemente, aunque los tuits son de extensión muy limitada, permiten que en algunos casos quepan referencias a más de una categoría.

Como siempre, se trata de tuits que mencionan explícitamente alguna cuestión incluida dentro de cada categoría, a la vez que incluyen la mención a Charlie, #CharlieHebdo o #JesuisCharlie.

La mención más recurrente es su conexión con la base geográfica, Francia y/o París. Están presentes en el 32,2% de los tuits. 16,3% se refieren a Francia, 15,9% a París.

La segunda categoría más frecuentemente usada es la referida al Islam y a las cuestiones sobre religión (blasfemia, islamofobia), con 13,6%.

La tercera categoría más popular corresponde a las menciones a atentado, masacre y a adjetivos como atroz, horrible, con 9,1%.

Los tuits referidos a libertades, derechos, valores, democracia suman 8,9% del total.

Las menciones a alguna de las víctimas mortales del atentado en la redacción de Charlie Hebdo es la siguiente más presente, con 7,3%

Vienen en fin las menciones al terrorismo, el yihadismo y a grupos terroristas como ISIS y Al Qaeda, con 6,6%. A esa cifra se podría sumar los datos referidos a los países que albergan a terroristas islamistas: Siria, Irak, Yemen (2,2%).

newsreputation7

Mostramos ahora una información de detalle con respecto a uno de los elementos principales del relato: las víctimas.

Hemos contabilizado las menciones a los dibujantes asesinados y a los dos polícías. A la cifra alcanzada por la víctima más mencionada le damos un valor 100.

Nuestros datos indican que el más mencionado ha sido el dibujante Charb, que era además el director del semanario satírico. En segunda posición se sitúa el polícia Ahmen Merabet, abatido a sangre fría por los terroristas. Recordemos que incluimos en el estudio solo los tuits con mención a los tres términos que hemos seleccionado. Escapan por lo tanto los tuits que se solidarizaban con este polícia musulmán, con #JesuisAhmed.

La tercera posición es ocupada por el dibujante Cabu. Maris y Honoré son los dibujantes menos citados en Twitter. Reciben una atención entre 10 y 20 vece inferior a la dad a Charb.

newsreputation8

7. Estructura

Tras ver cuáles son las categorías que más peso han ocupado en la conversación en Twitter, pasamos ahora a desglosar temporalmente esa información. De esta manera, se consigue visualizar la estructura del relato, al hilo de los eventos y las cuestiones que estos han suscitado.

Para facilitar la lectura de los resultados, los organizamos en dos grupos: el de los eventos y el de los debates.

Cubrimos en esta sección los nueve primeros días de la crisis, que incluyen todos los eventos principales, aunque deja de lado la emergencia de las protestas y reacciones violentas en países de mayoría musulmana.

En el día de la matanza, la referencia principal en Twitter se centra en las víctimas del mismo. El segundo tema son las menciones a la masacre y la reacción de horror. El resto de temas apenas reciben atención.

Al día siguiente, 8 de enero, se revierte la tendencia entre las dos cuestiones principales, al caer las menciones a las víctimas.

El 9 de enero la atención se centra en la operación de captura de los hermanos Kouachi y la toma de rehenes en el supermercado kosher por parte de un terrorista que no intervino directamente en la matanza de Charlie Hebdo, Coulibaly. Por la misma razón, suben también las menciones a los terroristas. Sigue la tendencia decreciente en la mención a las víctimas.

El 11 de enero las menciones a las marchas son el tema de referencia, aunque no alcanzan las cuotas de atención de temas en días precedentes.

A partir del día siguiente, la referencia principal, con diferencia son las menciones a la portada del primer número de Charlie Hebdo tras el atentado y a Mahoma (que aparece representado en esa portada). Las menciones conectan principalmente con las protestas que esta nueva portada suscita en algunas comunidades musulmanas de distintos países.

newsreputation10

Pasamos al análisis de la estructura de los debates y cuestiones abiertas con la crisis.

El papel del Islam, de las blasfemias en publicaciones, de la islamofobia y del trato que deben recibir las religiones constituye el primer tema de debate prácticamente durante los nueve días analizados. Alcanzan pico el 10 de enero, cuando se da a conocer la nueva portada el semanario satírico.

Las referencias al terrorismo, al yihadismo y a los grupos terroristas es otro de los temas presente en cotas altas durante todo el período. Repuntan el 13 y 14 de enero, con la reivindicación por parte de Al Qaeda Yemen de la autoría intelectual del atentado. Coincide con una fase de menos volumen de tuits, lo que permite que los cambios puedan ser más pronunciados.

El debate sobre la libertad de expresión y los valores democráticos está presente de manera homogénea y estable a lo largo de todo el período, y ya desde el día inicial de la crisis.

Las referencias a los líderes políticos y a sus mensajes adquieren su punto de mayor visibilidad en el fin de semana de la marcha de protesta, con la presencia de mandatarios internacionales.

newsreputation11

8. Recursos

Concluimos la aportación de datos sobre el relato del atentado con el análisis de los recursos utilizados para compartir los contenidos en Twitter.

Hemos explorado qué otras plataformas sociales han sido enlazadas en los tuits. Esos enlaces llevan  contenidos externos que aportan información más allá del espacio limitado del tuit.

El primer resultado es que su peso conjunto es relativamente bajo: alcanza apenas el 10% de los tuits generados sobre la crisis.

El recurso que más se ha utilizado es la incorporación de vídeos de Youtube. En algunos casos se trataba de emisiones de canales como Sky News o France 24 vía streaming desde Youtube. Genera el 36,5% de los tuits con recursos externos.

La segunda fuente son las fotografías compartidas en Instagram (21,2%). Los tuits que enlazan a contenido publicado en Facebook le siguen de cerca, con 21% del total.

La siguiente fuente de recursos también es audiovisual: Vine, con 8,3%.

Los contenidos publicados en blogs y que llegan a Twitter juegan un papel discreto. Las plataformas Blogspot, WordPress, médium suman poco más del 11% de las menciones. Nuestros datos indican que, hoy por hoy, la relevancia de Medium es todavía netamente inferior a la de sus competidores.

Sorprende constatar el carácter completamente marginal de los contenidos provenientes de Wikipedia (0,2%).

newsreputation12

 

9. Relatos en Twitter y los medios de comunicación

Hemos mostrado en este análisis los elementos principales que han configurado el relato de la crisis en Twitter. Insistiendo en que estos resultados no permiten extrapolación directa sobre el comportamiento y opinión general de la población, sí que seguimos creyendo que aportan informaciones y conocimientos de interés potencial para periodistas y otros profesionales de la comunicación.

En primer lugar, el análisis de relatos complejos y de alto impacto ayuda a entender mejor las dinámicas propias de Twitter, sus tiempos y ritmos. Saberlos facilita a su vez identificar los contenidos que tendrán mejor recorrido en esta red, con la importancia crucial de publicar cada tipo de contenido en el momento más adecuado.

Adicionalmente, y aunque no se pretenda hacer sociología con ello, conocer los temas y el tono que centran la atención en cada momento del relato es una información adicional, de contraste, que puede ser beneficiosa tomar en consideración cuando se planifican y desarrollan los contenidos propios del medio de comunicación. Twitter no puede ser considerado un banco para sondeos de opinión, pero sí que puede facilitar la identificación de tendencias.

Finalmente, aunque los medios de comunicación cuentan con sus herramientas propias de medición de tráfico de cada noticia, el uso de la tendencia viral creciente o decreciente en Twitter puede ser usado como indicador para ajustar el momento de publicación de los contenidos.

(… continuará)

 

Francesc Pujol,  Director del Centro de Medios Reputación e Intangibles de la Universidad de Navarra

Share This