James Harding ha visitado Madrid para clausurar la VI edición de Conversaciones, en un momento especialmente interesante: “Acabo de dejar la BBC que, como sabéis, es un medio público y, por primera vez en los últimos años, tengo libertad para hablar de las cosas que opino. La conferencia que voy a dar y lo que quiero decir en este foro es la conclusión de algunas ideas que llevo pensando desde hace tiempo“.

 

Gracias a la colaboración de la Universidad de Navarra, Harding ha tenido diferentes encuentros con periodistas españoles en los que ha dado su opinión sobre el panorama periodístico actual que, por supuesto, es diferente en España que en Reino Unido “pero como se ha visto con la selección inglesa de fútbol, los españoles tardan poco tiempo en adelantarse”.

Como no podía ser de otro modo, Internet ha sido el medio estrella de esta conversación, especialmente la posible regulación de las grandes plataformas tecnológicas; que podía resultar imposible hace menos de un año pero que cada vez parece más probable, como único camino hacia la libertad. Para él, la situación actual es perfectamente reversible, “los gigantes de Silicon Valley están ahora donde estaba la banca hace diez años“. No en vano, comenzó su conferencia de la tarde en la Fundación Rafael del Pino proyectando el mítico anuncio de Apple, “1984”.

El planteamiento de James Harding es optimista, pero no utópico: “no es solo un optimismo idealista, sino que hay movimientos concretos con pasos reales que se están dando para consolidar un periodismo de calidad”.

Otro de los temas importantes de estos días ha sido la necesidad de pagar por contenidos informativos de calidad. James Harding fue el encaragado de poner en marcha el, en palabras de Borja Bergareche “mal llamado, muro de pago” durante su etapa como director de The Times. “Se está empezando a ver que funciona, especialmente en Estados Unidos donde los pagos de suscripciones digitales han crecido considerablemente entre los jóvenes”. Asimismo, ha afirmado que el pago por contenidos “no es solo una necesidad” para el modelo de negocio de los medios, sino que “la gente sabe cada vez más que merece la pena estar informado porque las noticias marcan su día a día”.

 

Un año más, varios cientos de periodistas han querido escuchar en directo la experiencia de un experto internacional, para dar un poco de horizonte a las prisas y las presiones del día.

#CelebratingJournalism

Todas las fotos de la VI edición de Conversaciones