¿Dónde estabas el viernes 13 a las 21:30 de la noche?

En mi casa, siguiendo el partido de la selección española en Tiempo de juego. Ahí dan la noticia. Primero se habla de dos artefactos y que hay heridos pero enseguida se ve la magnitud del golpe y nos ponemos en funcionamiento.

¿Cuál es tu primera decisión?

Entrar en directo en cuanto pudiéramos. Tuvimos suerte porque el viernes por la noche, a las 12 tenemos Diario de la noche, con Ana Samboal y teníamos una ventana que podíamos utilizar y un pequeño equipo de periodistas. Con estos medios, con testimonios telefónicos de gente que conocíamos en París y las pocas imágenes que llegaban de televisión hicimos un programa de casi dos horas, que era más radio que televisión pero ahí estuvimos.

¿Y el sábado?

El sábado ya desplazamos a tres personas -a París y a Bruselas- movilizamos a toda la redacción e hicimos un programa de cuatro horas centrándonos, eso sí, en la repercusión de los atentados en Madrid, porque somos una cadena regional y si Antena 3 lleva al ministro yo con quien tengo que hablar es con Carmena y Cifuentes.

¿Estás contento del resultado?

Sí. Tuvimos un aumento de audiencia, fuimos líderes en alguna franja horaria y pienso que, además de información, aportamos análisis muy interesantes.

¿Antes de tener allí corresponsales, de dónde obtenéis la información?

Yo la verdad es que me fio más de los medios tradicionales. Utilizamos las redes, por supuesto, pero siempre confirmando en la medida de las posibilidades. Uno de mis periodistas vino con el Facebook de uno de los terroristas, dudamos si darlo pero como no podíamos confirmarlo no lo dimos. Luego parece que era cierto, pero es mejor no arriesgar.

¿Qué hubieras hecho distinto para cubrir esta crisis?

Si tuviese músculo financiero tendría más gente en París: no un presentador, sino un presentador de cada informativo. Y tendría un equipo de guardia. La crisis se ha llevado estos equipos por delante, porque son muy caros de mantener, pero en crisis como esta son fundamentales. Y, al menos la televisión pública, tiene que tenerlos.

¿Qué podrían haber hecho mejor los medios?

Pienso que las televisiones tardaron un poco en reaccionar. TVE tendría que haber cogido las riendas de la información y no dejarla en el canal 24 horas. Me sorprendió también que la Sexta -una cadena que nos está enseñando que hay interés por la información y está rompiendo clichés- no entrara el viernes. La reacción del sábado sí fue la que tendría que haber sido…excepto TVE que insistió en mantener la información en 24 horas.

¿Qué enseñanza se puede sacar de esta cobertura?

Al empresario de televisión le cuesta entender que no todo es entretenimiento. La información es cara, el buen periodismo es caro…pero también es rentable. El 3% que hizo 24 horas hubiera sido un 15% en La 1. El viernes por la noche no había nada más interesante que ver, el público quería estar en París, recorrer sus calles… y algunos no supieron verlo.